Home Cómo Cómo arreglar el controlador Xbox One no se sincronizará | No se...

Cómo arreglar el controlador Xbox One no se sincronizará | No se conectará

0
817

¿Tienes un problema con tu controlador Xbox One que no se sincronizará? Bueno, has venido al blog correcto. En este artículo, le mostraremos las formas de solucionar fácilmente su problema..

Un controlador Xbox One puede seguir funcionando durante años porque está diseñado teniendo en cuenta la durabilidad. Por muy bueno que sea el hardware, algunos usuarios de Xbox One pueden experimentar un problema bastante frustrante: un controlador inalámbrico que no se empareja. Si eres uno de los usuarios desafortunados con este problema, aprende lo que puedes hacer siguiendo las soluciones en esta publicación.

¿Por qué los controladores Xbox One no se sincronizarán o conectarán?

Hay una serie de posibles factores que pueden causar un problema de sincronización del controlador Xbox One. Discutamos brevemente cada uno de ellos.

Error de controlador o consola.

Al igual que cualquier dispositivo electrónico, tanto el controlador como la consola Xbox One pueden encontrar errores aleatorios que pueden dificultar que una conexión funcione normalmente. Si su controlador funcionaba con su consola Xbox One normalmente anteriormente, es posible que haya desarrollado una falla de conexión. Tal error puede o no desaparecer fácilmente dependiendo del problema.

Mal funcionamiento del hardware.

Los controladores pueden morir por el desgaste y el daño físico. Debido a que los controladores inalámbricos a veces pueden escaparse de nuestras manos, los componentes internos pueden romperse. El controlador puede verse impecable afuera pero puede tener una falla interna después de una caída accidental. Si su controlador Xbox One no se enciende en absoluto, hay un conjunto diferente de pasos de solución de problemas que debe seguir.

Interferencia de la señal.

Su controlador Xbox One utiliza el mismo espectro inalámbrico que otros dispositivos domésticos comunes. Es posible que uno o más dispositivos que tenga estén interfiriendo con las señales del controlador. Puede analizar esta posibilidad apagando todos los dispositivos inalámbricos como teléfonos, enrutadores, monitores para bebés, hornos microondas, etc..

Baterías débiles.

El uso de baterías viejas o débiles aún puede encender el controlador, pero puede que no haya suficiente energía para que el sistema funcione correctamente. Si está usando baterías recargables, intente cargarlas al 100% antes de probarlo nuevamente con su controlador. Alternativamente, intente usar un nuevo conjunto de baterías para asegurarse.

Solución de problemas de sincronización del controlador Xbox One

Si su controlador Xbox One tiene problemas al intentar conectarse o emparejarse con la consola, puede deberse a una falla del software, interferencia de señal, error de hardware u otras razones. Siga el conjunto de pasos de solución de problemas a continuación para identificar la razón de su problema.

  1. Verifique que el controlador no esté sincronizado con otro controlador.

    Si tienes más de una consola Xbox One en casa, asegúrate de que la que tienes problemas para sincronizar no esté sincronizada con otra Xbox. 
    Además, tenga en cuenta que una consola Xbox One solo permite un máximo de 8 controladores sincronizados. Si está intentando conectar otro encima de los 8 actuales, no funcionará. Desconecte otro controlador antes de conectar uno nuevo.

  2. Usa el controlador justo al lado de la consola.

    Su controlador Xbox One utiliza tecnología Bluetooth para establecer una conexión con la consola y, como tal, solo se limita a un alcance operativo de aproximadamente 20 pies. Si está más allá de ese rango, es posible que tenga dificultades para usar o sincronizar el controlador con la consola. Las paredes gruesas, los objetos metálicos, el vidrio y otras fuentes de interferencia de la señal pueden reducir drásticamente el alcance operativo de su controlador inalámbrico. Para solucionar problemas, intente acercar el controlador lo más posible a su consola y ver si se sincroniza.

  3. Verifique la función de apagado automático.

    Si notó que su controlador se desconecta o apaga después de dejarlo por un tiempo, no se alarme. Esta es una característica de diseño y no un defecto para extender la vida útil de la batería. Un controlador Xbox One se apagará solo si no se usa después de 15 minutos.
    Si no desea seguir sincronizando o volviendo a encenderlo, intente presionar al menos un botón antes de que pasen 15 minutos. Un buen truco que puedes hacer es conectar uno de los sticks analógicos pegándolos para que el controlador pueda continuar enviando comandos a la consola. Tenga cuidado ya que esto puede acortar la batería.

  4. Use un juego nuevo de baterías.

    Las baterías débiles pueden disminuir significativamente el alcance de su controlador. Recargue las baterías o reemplácelas con un juego nuevo si es necesario. 

  5. Sincronice el controlador con un cable USB.

    Si su controlador no puede sincronizarse con la consola de forma inalámbrica, intente hacerlo mientras está conectado mediante un cable USB. Simplemente conecte el cable micro-USB a su controlador y consola, luego presione y mantenga presionado el botón Xbox en el controlador para emparejar los dispositivos. Su controlador aún debe estar sincronizado con la consola incluso después de desconectar el cable USB.

  6. Desconecta tus auriculares.

    Si su controlador aún no se sincroniza con su Xbox One en este momento, intente desconectar los auriculares y ver si eso ayuda. Algunos usuarios pudieron emparejar con éxito su controlador y consola nuevamente después de hacer esta solución.

  7. Verifique la interferencia de la señal.

    Intente mover el controlador lo más cerca posible de la consola (no debe haber paredes, vidrio u objetos metálicos entre ellos). Luego, asegúrese de que no haya otros dispositivos inalámbricos en su área de solución de problemas. Apague cualquier dispositivo inalámbrico cerca o alrededor de la consola y el controlador. Tenga en cuenta que el rango de Bluetooth de ambos dispositivos es de aproximadamente 20 pies (19.7 pies para ser exactos), por lo que debe eliminar cualquier fuente de posible interferencia de señal dentro de este rango.

  8. Actualice el firmware del controlador.

    En algunos casos, el firmware de un controlador puede necesitar actualizarse antes de que pueda funcionar nuevamente con la consola. Para verificar si el controlador requiere una actualización, siga estos pasos:
    -Conecte su controlador a la consola con un cable USB.
    -Inicie sesión en Xbox Live.
    -presione el Botón de menú en su controlador y seleccione Configuraciones.
    -Seleccione Dispositivos y accesorios.
    -Selecciona el controlador Tu estas usando.
    -Seleccione Actualizar.
    -Seleccione Seguir.
    -Deje que el sistema busque actualizaciones. Luego, verifique el problema nuevamente.

Lea también:  Los juegos de Netflix llegarán mañana a Android, pero puedes jugar sus juegos ahora mismo

Qué puede hacer si su controlador inalámbrico Xbox One aún no se sincroniza?

Si ninguna de las soluciones anteriores ayuda en absoluto, puede estar en juego un problema más profundo con el controlador o con la consola. Si otro controlador se sincroniza bien con la consola, entonces el controlador con el que tiene un problema puede tener un mal funcionamiento del hardware. Desafortunadamente, esto significa que deberá reemplazar el controlador si necesita funcionalidad inalámbrica cuando juegue.

Si solo la funcionalidad inalámbrica de su controlador está muerta, es posible que aún pueda usarlo con un cable USB.

Obtenga ayuda de nosotros.

¿Tienes problemas con tu teléfono? No dude en contactarnos utilizando este formulario. Intentaremos ayudar. También creamos videos para aquellos que desean seguir instrucciones visuales. Visite nuestro canal de YouTube de Androidhow para solucionar problemas.